martes, 16 de diciembre de 2014

Experiencias - "No sabemos lo afortunados que somos hasta que la Vida nos pone realmente a prueba"


Todos los días hay algo nuevo por lo que luchar y por lo que a veces la persona se ciega en seguir, dejando tras de sí lo que realmente importa en la Vida. Son tantas las batallas que se libran al cabo del día en diferentes lugares del espacio y por distintas historias...




Por la avaricia del poder, por el amor a un@ mism@, por el amor de un hijo, por el amor de un compañero, por el amor de un pueblo, por el amor de una nación...

Son batallas en las que mueren muchos inocentes. Cuando mueren personas inocentes y puras, surge un... ¿Por qué? ¿Por qué se tuvo que ir de aquí esta persona con un corazón que jamás comprenderá la humanidad? Quizá los humanos no tengamos respuesta por nuestro egoísmo innato en aferrarnos a todo lo que nos rodea. ¡Nada ni nadie nos pertenece! ¡Nada ni nadie es eterno en este planeta! Todo lo que hoy tienes, puede desaparecer mañana. Todo el mundo se empeña en vivir inmerso en su propia realidad creyendo que jamás se romperá y cuando ésta se rompe... La locura le invade.

Muchas personas dejan de creer en el equilibrio de ese bien y mal, de ese ciclo de Vida. Y lo que no saben es que estas cosas suceden porque cada persona viene a cumplir con un ciclo en la vida que ayudará al resto de la humanidad a sensibilizarse más para abrir sus ojos y que así puedan vivir mejor. Es cierto que es bastante duro que lo tengamos que aprender a costa de ver cómo se pierde a un familiar o alguien a quien se quiere injustamente. En esos momentos surgen rabia e ira porque estamos cegados por dolor de la incomprensión de ese alejamiento inesperado y podemos llegar a sacar lo peor de nosotros mismos (querer desaparecer del mundo o destruirlo); pero se le puede dar la vuelta a la historia y conseguir que otras personas no sufran el dolor que tienes por la perdida de un ser querido guiando sus pasos por un buen camino libre de batallas innecesarias que traen la destrucción.


16 de Diciembre a las 1:03

En esta película se ve como un Faraón pierde a su hijo. Él mismo no entiende cómo pueden morir seres tan inocentes, pero él mismo contribuyó a que esto sucediera deseando hacer esto a otros. ¡Cuidado con lo que deseamos en la vida! Pues puede hacerse realidad, pero no como deseabamos, sino como la Vida quiere para que aprendamos.


1 comentario:

  1. La humanidad depende de la compasión y la cooperación para su supervivencia

    ResponderEliminar